El CFI incorpora el Fideicomiso como alternativa de financiamiento de carácter excepcional, para atender pequeñas y medianas empresas con dificultades de garantías, que se dedican a producir un bien que eventualmente pueda ser manejado como garantía del Fideicomiso ante el CFI o cuando el motivo del financiamiento pueda resultar un bien fideicomitido de rápida ejecución.

Para evitar que el Fideicomiso pudiera interpretarse como una vía para eludir los controles establecidos por las operatorias vigentes, el CFI mantiene su normativa habitual, donde los controles son muy estrictos. Por ello la cuestión de la garantía respaldatoria del financiamiento, en el armado de sus fideicomisos, adquiere una importancia esencial.

Los Contratos de Fideicomiso del CFI tienen como intervinientes a:

•    Como FIDUCIANTE y FIDEICOMISARIO: el Consejo Federal de Inversiones
•    Como FIDUCIARIO: Una entidad financiera sujeta a la ley 21.526 o una persona jurídica, en todos los casos a propuesta de la respectiva provincia y con la aceptación del CFI.
•    Como BENEFICIARIOS: El Consejo Federal de inversiones como único titular de la rentabilidad económica que resultare de la operatoria y los emprendedores del sector productivo que determine la Provincia, como destinatarios de la asistencia que se implementa por el Fideicomiso, quienes serán designados por el Fiduciante.

En algunos casos, determinadas Provincias se instituyen también como Fiduciantes/Beneficiario/Fiduciario, aportando al Fideicomiso en condiciones similares y/o del mismo modo que el CFI.

Como Objeto del Fideicomiso se establece el proveer financiamiento a los productores establecidos como Beneficiarios en el Contrato. La designación de los beneficiarios del Fideicomiso estará a cargo del CFI, debiendo instruir al Fiduciario sobre cada una de las operaciones de financiamiento a celebrar con los mismos. Al respecto en la mayoría de los contratos se establece la figura del Comité Técnico, encargado de autorizar los financiamientos individuales, con instrucciones cursadas por escrito, precisas, claras, concretas y con la individualización y proporción, en su caso, de los montos fideicomitidos involucrados.

A la fecha se han constituido más de 50 fideicomisos de distinta índole que han beneficiado a más de 7000 productores.