El hidrógeno como vector de transformación

La mayoría de los países han asumido compromisos y metas para el cuidado del medio ambiente y la generación de energía limpias, desde el Protocolo de Kyoto en 1997 y la reducción de Gases de Efecto Invernadero, pasando por los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) y los 17 objetivos mundiales relacionados con los desafíos ambientales, políticos y económicos con que se enfrenta nuestro planeta, hasta llegar al Acuerdo de Paris de 2015, que busca mantener el aumento de la temperatura global por debajo de los 2 °C por encima de los niveles preindustriales.

En dicho contexto, el hidrógeno recobra impulso en la agenda mundial, posicionándose como un excelente puente de transición energética entre los combustibles fósiles y los renovables, tratándose de una alternativa energética viable y respetuosa del medio ambiente.

Como fuente energética, el hidrógeno tiene dos ventajas. Por un lado, un alto poder energético, hasta tres veces superior a los combustibles fósiles; y por el otro, sólo emite vapor de agua a la atmósfera, en lugar de dióxido de carbono.

Como iniciativa del Municipio de Pico Truncado y el Gobierno de la provincia de Santa Cruz, en cooperación con el Consejo Federal de Inversiones y en el marco del plan estratégico “Santa Cruz, energía para crecer”, se lleva a cabo un proyecto que contempla la diversificación de la estructura productiva y energética como política estratégica de Estado.

El objetivo es abordar los retos que presenta el desarrollo de la industria del hidrógeno, el oxígeno y subcomponentes en Santa Cruz, como así también dar respuesta a las dificultades de acceso y provisión de agua en dicha región de la provincia.

A partir de un estudio integral de pre-factibilidad económica se busca determinar los requerimientos técnicos, de inversión y de gestión para el desarrollo y puesta a punto de la planta de hidrógeno de Pico Truncado de su estado actual experimental hacia su fase industrial. A su vez, se analiza su viabilidad económico-financiera y comercial dentro de las etapas prospectivas del proyecto: producción de agua, electrólisis, parque eólico, invernadero y polo de desarrollo académico – tecnológico.

En este esquema, el propósito del trabajo es dar impulso a la generación de valor agregado para la provincia de Santa Cruz en general, y para Pico Truncado en particular, aspirando a lograr el desarrollo de un clúster industrial y tecnológico regional en materia energética.

Más de 20 años en el desarrollo de actividades de investigación, desarrollo y formación, constituyen a la planta experimental de Pico Truncado como pionera en la cadena del desarrollo del hidrógeno en toda Latinoamérica, trayectoria reconocida mediante la Ley 27.038 que declara a la ciudad de Pico Truncado como Capital Nacional del Hidrógeno y gas.

A través de las asistencias técnicas y las Mesas Federales, desde el CFI impulsamos acciones que tienen como objetivo principal reducir el impacto ambiental, fortalecer la economía circular y generar innovación para potenciar la capacidad industrial de nuestro país y acompañar a las provincias en el recorrido.